Risa y tragedia, lejos de las fisuras

Columna

Por: Mariano Espinosa Rafful

23 de Diciembre de 2017 a las 00:00

risa-y-tragedia-lejos-de-las-fisuras

Mariano ESPINOSA RAFFUL

Siempre hay otros


Se han alborotado un poco algunos seguidores de actores del reparto político en el pueblo, también en la ciudad amurallada, y en menos proporción en los otros diez municipios.

En la víspera de la navidad todos pensaríamos que podría ser miel sobre hojuelas y no es verdad, la lucha será sorda, es ya una calamidad y no han iniciado formalmente las campañas políticas.

Además la histeria empieza a inscribirse con los que intentan atinarle a los malos presagios del pasado priista, y consideran hasta la sustitución del hoy aspirante José Antonio Meade.

Desde luego Camacho Solís guardada toda proporción no es punto de comparación con Miguel Ángel Osorio Chong, a pesar de querer ser el abanderado priista hasta el último momento.

Lo ciudadano del ex Secretario de Hacienda hasta en dos ocasiones en distintos gobiernos, puede ser un arma de dos filos, porque también los panistas se preguntan cómo se llegó a esa decisión en el tricolor.

Por otro lado hay quienes ven a Ricardo Anaya como el rival a vencer, por el notable cansancio de López Obrador, donde la tercera puede parecer a Lula de Brasil y llegar a cambiar el curso de la historia.

Todo es posible en la sustitución de aquí a marzo, las mediciones de las tendencias son engañosas, tendrán que analizarse con sumo cuidado, de un día a otro puede tropezarse el caer el puntero al tercer lugar.

Además se habla también que la reunión Mancera-Anaya se instala en esa percepción de un cambio de estafeta en el momento que colapse el dizque ex frente, donde Moreno Valle no ha sido del todo correspondido en las posiciones solicitadas, por ello se le rehúye.

Y lo que hay detrás no es poca cosa, los instrumentos de los partidos políticos que cobijan en tiempos de frialdad ciudadana a sus inquilinos recién estrenados de pre-candidatos.

El priismo lejos de rechazar el pleito frontal lo busca afanosamente, así vemos como el pleito abre un nuevo capítulo con el partido del Trabajo, de los peques que ni ruido hacen, pero que es un dolor de cabeza por la danza de millones presuntamente desviados en Nuevo León vía la esposa del dirigente nacional de ese partido, vía los CENDIS.

Porque no hay que poner la otra mejilla, hay que atreverse a contener el flujo de maldad de los otros, esos panistas que buscan descarrilar candidaturas, y se aprovechan para acuñar escandalosas denuncias en los medios, que posteriormente bajan cual tirador de piedras santas.

Chihuahua antes y ahora hace ruido, Sonora por el mismo camino, Veracruz se ha calmado un poco, Guerrero deja de ser noticia, Chiapas, Tabasco, Jalisco y Nuevo León se posan en un horizonte político de alta peligrosidad, por el grado de descomposición de lo local.

Días para no dejar pasar nada, estar a las vivas, las giras de proselitismo continúan, la historia del asesino solitario de Colosio ronda alguna columnas políticas, pero se habla muy claro de Nuño con todas sus letras en la sustitución inminente si no crece el aspirante designado, lo cual dudamos.

Todo no es color de rosa en la víspera de la navidad, estamos a nada de ver en el arrancadero a los que decidan que tienen los tamaños para hacerle frente a la problemática de un país en la mediocridad de un lejano desarrollo integral.

Ojalá el norte se le acerque al sur o viceversa, como lo alienta Meade, como lo reconoce AMLO, o como lo desdeña Anaya.

EN PRIMERA LÍNEA

Cuando alguien quiere ganar todo sin permitir escuchar los argumentos, se está en la antesala del disparate que lastima la política en Campeche.

Los jaloneos son de un solo lado, la Jefa Yola debe conocer más de lo que podrá decidir, pero no creyendo que es dueña de la verdad absoluta. No todos ganan siempre.

Publicidad