¿AFECTA EL CAMBIO DE HORARIO LA SALUD?

Salud

Por: Redacción

4 de Abril de 2019 a las 09:30

afecta-el-cambio-de-horario-la-salud

Con el cambio de horario que se aproxima, tendrás que despedirte de una hora de sueño, salvo que seas del estado de Sonora, Quintana Roo y Baja California en donde no aplica. 

Este domingo 07 de abril tocará adelantar el reloj una hora, para poder adaptar nuestras actividades a la nueva estación y según, aprovechar la mayor cantidad de luz solar. Muchas personas se ven afectadas por este cambio de horario, ya que el sistema se acostumbra a una rutina y los primeros días de cambio son difíciles, las horas de sueño, el apetito y otras más.

De acuerdo a un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el 48% de los estudiantes evaluados de Licenciatura y Maestría en Psicología señalaron que los principales problemas que percibieron por el cambio de horario fueron:

Gripes

Somnolencia

Trastornos alimenticios y digestivos

Desorganización de su ritmo biológico

Dolor de cabeza

Nerviosismo

Falta de descanso reparador (dormir más tarde y despertar temprano)

Sin embargo, Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina  Integral del Sueño (IMMIS), explicó  que “la salud física y mental de las personas permanece sin afectación ante el cambio de horario que comenzará el próximo domingo”, se trata de una simple adaptación.

Su opinión se respalda con estudios realizados en distintos países, entre ellos México en los que se demuestra que no existe evidencia de que el cambio de horario motive el surgimiento de trastornos de sueño o empeoramiento del mismo.

El cuerpo humano tiene mecanismos de adaptación que se localizan en el cerebro, los cuales se activan para ubicar todos los ritmos fisiológicos al nuevo horario.

Detalló que esta función adaptada es la misma que se activa para ajustar la fisiología y actividades después de cada fin de semana y vacaciones.

“La mayoría de las personas suelen acostarse y levantarse tarde viernes y sábado, con lo que se mueve el horario, entonces el domingo se intenta dormir temprano sin poder lograrlo” expuso.

Todo esto ocurre debido a que este desplazamiento en los horarios, provoca un malestar todo el domingo y que el lunes nos cueste trabajo levantarnos.

“Se trata de un reloj biológico que regula los biorritmos entre los que destacan, los ritmos cardiacos, que ocurren cada 24 horas como ciclo sueño/vigilia” explico.

Planteo que el lunes se torna un poco difícil para el desempeño diurno y puede haber mucha fatiga, malestar, irritabilidad, somnolencia y mayor consumo de sustancias estimulantes de uso habitual como las bebidas con cafeína o energéticas.

Reyes Haro mencionó “El martes ya suele recuperarse el ritmo habitual, mismo que volverá a desajustarse el siguiente fin de semana y volverá a reajustarse el siguiente martes” un ejemplo de cómo unas horas en el cambio de ritmos no afectan de manera importante.

Pero qué sucede con los niños que son de los más afectados por este cambio de horario? 

Qué difícil es explicar el cambio de hora a los niños, especialmente a los más pequeños de la casa. Son ellos los más afectados porque tienen una capacidad menor de adaptación.

El modificar la hora supone un cambio en la intensidad y la duración de la luz del día, que puede provocar una sensación de cansancio, fatiga, cambios de humor, falta de concentración, molestias en la cabeza y somnolencia. 

Lo bueno del horario de verano es que amanecerá una hora antes, aunque por la tarde, perderemos una hora de luz. Hay que tener en cuenta que el nuevo horario nos permitirá hacer más deporte, dar un paseo o estar en el parque con los niños hasta la hora de cenar. 

Así que esta semana hay que tener un poquito más de paciencia con ellos. Puede que estén más inquietos, no les apetezca comer una hora más temprano y que su sueño esté más alterado. Serán algunos días y nada más.

En general, no hay que forzar el ciclo del sueño, irnos a dormir antes de lo planeado puede generar ansiedad o angustia, entonces no hay que forzarnos, hay que ir a dormir a la hora acostumbrada aunque sea una hora más tarde, no importa, poco a poco vamos a adaptarnos.

Imagenes

Comentarios

Publicidad