¡Cálmate mi amor!, fingen ser su pareja y las hacen pasar por “locas”

Sabías Qué

Por: Redacción

25 de Septiembre de 2018 a las 14:30

calmate-mi-amor-fingen-ser-su-pareja-y-las-hacen-pasar-por-locas

No es nuevo para nuestro país que abunden los casos de secuestro o intentos del mismo en las calles, pero en los últimos días usuarias de las redes sociales han estado denunciando un nuevo modus operandi de los secuestradores.

Se trata de hacerse pasar por tu pareja, hasta el momento van dos casos denunciados. En él, el secuestrador se acerca a ti y comienza a hablar contigo como si te conociera y cuando las mujeres reaccionan y tratan de alejarse o solicitar ayuda comienzan a decir frases como “ya cálmate mi amor” “estás armando una escena” “sé que estás enojada pero no te pongas así”, de este modo simulan que están teniendo una pelea sentimental en la que la mujer solamente está exagerando.

Al montar este tipo de escenarios, la gente no interviene pues consideran que es una discusión normal entre parejas, por lo que es más fácil capturar a la víctima sin levantar sospechas. Las mujeres incluso denunciaron que las autoridades no las tomaban en serio cuando pedían ayuda y escuchaban comentarios como “no te metas” cuando alguien pretendía intervenir.

Dos mujeres decidieron contar el nuevo modus operandi que están utilizando los secuestradores en México para no levantar sospechas y llevarse a sus víctimas en público, afortunadamente ellas dos, lograron salvarse.

Una de ellas relató en facebook que se encontraba en un Centro Comercial y al salir fue abordada por un hombre de alrededor de 40 años, el sujeto la tomó del brazo y comenzó a hablarle como si la conociera. La mujer intentó zafarse de él, pero no lo logró. Apresuradamente el hombre la llevaba a la salida, pero ella gritaba y pedía ayuda.

“Vamos afuera, estás haciendo todo un drama. Todos nos ven, qué vergüenza”, le dijo el hombre.

Ante lo que decía él, la gente reaccionaba como si la mujer fuera quien estaba mal.

Un oficial se acercó al ver la escena, pero se dirigió a el hombre y la ignoró.

En el estacionamiento dos jóvenes abordaron a la supuesta pareja y él hombre respondió que era su pareja y que estaba molesta, que era asunto de dos.

Los jóvenes la defendieron y le señalaron al hombre que de ser su pareja no le daba derecho de llevársela, llegaron tres hombres más y lograron rescatarla. El hombre se retiró aún en su papel. Ella regresó al lugar y no salió hasta estar segura de que su secuestrador se había retirado.

Lo alarmante de estos hechos no es solo el intento de secuestro, sino la “normalidad” con la que los demás pueden ver un acto como este, pues lejos de defender a las víctimas ignoran por completo un grito de ayuda sin pensar que de ello podría depender la vida y la seguridad de alguien.

Imagenes

Comentarios

Publicidad