Científicos crean por accidente una enzima mutante que come botellas de plástico

Tecnología

Por: Redacción

18 de Abril de 2018 a las 14:34

cientificos-crean-por-accidente-una-enzima-mutante-que-come-botellas-de-plastico

Los científicos han diseñado una enzima que puede digerir algunos de los plásticos más comúnmente contaminantes, proporcionando una potencial solución a uno de los mayores problemas ambientales.

El descubrimiento podría dar como resultado una solución de reciclaje para millones de toneladas de botellas de plástico, hechas de tereftalato de polietileno o PET, que actualmente persiste durante cientos de años en el medioambiente.

La investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, fue dirigida por equipos de la Universidad de Portsmouth, en Reino Unido, y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, por sus siglas en inglés) del Departamento de Energía Estados Unidos.

Parte del descubrimiento en 2016 en un vertedero de Japón de la primera bacteria que había evolucionado de forma natural para comer plástico. El equipo modificó la enzima para investigar su evolución y vieron cómo la molécula era mucho más efectiva a la hora de destruir el PET, o polietileno tereftalato -el plástico que se utiliza para las botellas convencionales-. "Lo que realmente resultó fue que mejoramos la enzima, lo cual fue un poco sorprendente", dijo el profesor John McGeehan, de la Universidad de Portsmouth, Reino Unido. "Es genial y un hallazgo real".

La nueva enzima tarda unos días en comenzar a descomponer el plástico, pero los investigadores son optimistas de que este proceso se puede acelerar aún más y convertirse en un proceso viable a gran escala, teniendo en cuenta que de forma tradicional, el plástico tarda de cien a mil años en descomponerse.

El avance permitiría por primera vez el reciclaje completo del plástico. Hoy día, aproximadamente un millón de botellas de plástico se venden cada minuto en el mundo, y solo el 14% se recicla. Muchas acaban en los océanos, contaminan sus rincones más recónditos y dañando su fauna y flora, y, posiblemente, también a quienes consumen los comen.

Sin embargo, aun en el caso de que todas esas botellas se reciclaran, solo podrían convertirse en fibras para hacer tejidos. Esta nueva enzima ofrece la posibilidad de que las botellas de plástico vuelvan a ser plástico, que se podría utilizar para nuevos productos.

“Lo que esperamos hacer es utilizar esta enzima para convertir el plástico en sus componentes originales, para así poder fabricar de nuevo plástico”, dijo el profesor John McGeehan, de la Universidad de Portsmouth, en Reino Unido.

Imagenes

Comentarios

Publicidad