El Fondo Mundial para la Naturaleza alerta sobre desaparición de especies

Internacional

Por: Redacción

30 de Octubre de 2018 a las 10:30

el-fondo-mundial-para-la-naturaleza-alerta-sobre-desaparicion-de-especies

Las poblaciones globales de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles disminuyeron en promedio un 60 por ciento entre 1970 y 2014, lamenta hoy un informe de WWF Internacional, la mayor organización conservacionista, con representación en más 100 países.

Planeta Vivo 2018 es el título del documento, que presenta una descripción general del estado del mundo natural. El estudio analiza a 16 mil 704 poblaciones de cuatro mil 005 especies de vertebrados en un periodo de 45 años.

La humanidad y la forma en que alimentamos, proveemos combustible y financiamos nuestras sociedades y economías están 'empujando al límite a la naturaleza y los servicios que nos proporcionan energía y sustento', señala el texto.

El índice Planeta Vivo, uno de los varios indicadores que analiza el documento, presenta además un panorama del impacto de la actividad humana sobre la vida silvestre, los bosques, los océanos, los ríos y el clima del mundo.

Insta a la humanidad a actuar ante la urgencia de la naturaleza tras argumentar que esas prácticas también afectan los hábitats y los recursos naturales de los cuales dependen además los arrecifes de coral, los humedales y los manglares.

Lamenta la investigación cómo el 20 por ciento de la Amazonía ha desaparecido en solo 50 años, mientras que se estima que la Tierra perdió la mitad de sus corales de aguas someras en las últimas tres décadas.

La ciencia nos muestra la dura realidad que nuestros bosques, océanos y ríos están enfrentando en nuestras manos, explicó Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional.

De kilómetro en kilómetro y de especie en especie, la reducción de los sitios naturales y las poblaciones de vida silvestre son un indicador del enorme impacto y la presión que estamos ejerciendo sobre el Planeta, amenazando la estructura viva que nos sostiene a todos: la naturaleza y la biodiversidad, agregó el especialista.

A su juicio, es hora de que nos demos cuenta de que un futuro saludable y sostenible para todos solo es posible en un Planeta donde la naturaleza prospera y los bosques, océanos y ríos están llenos de biodiversidad y vida.

Necesitamos repensar con urgencia cómo usamos y valoramos la naturaleza, cultural, y económicamente, y en nuestras agendas políticas. Nosotros, y el planeta, necesitamos un nuevo acuerdo global para la naturaleza y la gente, ahora, alertó.

De acuerdo con el informe de WWF, publicado en conjunto con la Sociedad Zoológica de Londres, Inglaterra, la disminución de la fauna afecta a todo el planeta, en especial a regiones como el trópico.

El Caribe y América del Sur muestran un balance desfavorable, con 89%. América del Norte y Groelandia la pudieron librar y se encontró una disminución en su fauna de 23%.

Europa, África y Medio Oriente representan el 31%. Sin embargo, ¿a qué se debe esta disminución? Sabemos que son por nuestras actividades.

El reporte encontró que una de las causas es la pérdida de los hábitats, ya que la agricultura intensa y agresiva así como la extracción minera y la urbanización desplazan a las especies, modifican su entorno. Con la deforestación, el agotamiento de los suelos y su artificialización.

A los problemas del uso del suelo también se suma la sobrepesca, la caza furtiva, la contaminación, las especies invasoras, las enfermedades y, por supuesto, el cambio climático.

“La desaparición del capital natural es un problema ético, tiene también consecuencias en nuestro desarrollo, nuestros empleos y empezamos a verlo”, explicó Pascal Canfin, director general de WWF Francia.

Según la visión de Canfin, los seres humanos “estamos tirando piedras a nuestra propia casa”. En el tema económico, el reporte estimó que la disminución de la fauna nos cuesta 1,25 billones de dólares al año.

Y aunque existen algunos líderes en la política que se niegan a ver este panorama, las acciones de contención no están lejanas:

“Somos la primera generación que tiene una visión clara del valor de la naturaleza y de nuestro impacto en ella. Podríamos también ser la última que pueda invertir la tendencia “, de acuerdo con WWF.

Es decir, estamos en una carrera contra el tiempo, en un momento decisivo para la humanidad para revertir estas modificaciones.

Imagenes

Comentarios

Publicidad