¿Es malo comprar y usar un colchón usado?

Salud

Por: Redacción

17 de Octubre de 2018 a las 13:51

es-malo-comprar-y-usar-un-colchon-usado

Pocas cosas son tan placenteras como dormir, llegar a tu casa y tumbarte en un suave colchón para recuperar energías, en este rol el colchón juega un papel importante por ello es importante que esté completamente limpio.

Son varias las maneras en como los colchones inadecuados pueden afectar la salud y a continuación se describen.

La primera duda que quizá te surja es si verdaderamente el colchón te puede causar una enfermedad y la respuesta es sí. Un colchón mal cuidado o muy viejo puede acumular ciertos microorganismos como ácaros esta acumulación se incrementa cuando los colchones son fabricados con materiales reciclados. 

Los ácaros del polvo son parientes cercanos de las garrapatas y las arañas, son demasiado pequeños como para verlos sin un microscopio y se alimentan de células de piel que pierden las personas y crecen en ambientes cálidos y húmedos.

Estos ácaros se acumulan en los colchones debido a que mientras dormimos, el cuerpo libera sudor y otros fluidos que crean humedad y que sumados al calor corporal crean el ambiente propicio para que los ácaros se desarrollen. Como dato, un humano promedio pierde cerca de un gramo de piel muerta al día, el alimento de los ácaros.

Recibir un colchón usado no es buena idea. En él puede haber hasta 1 y 2 millones de ácaros por centímetro cuadrado. Quienes usan colchones donados o el propio por largos periodos de tiempo pueden desarrollar asma bronquial, rinitis y sinusitis alérgica, conjuntivitis y dermatitis atópica.

En un colchón en mal estado y/o usado además de ácaros pueden encontrarse:

Chinches. Pican mientras duermen y causan comezón por largo tiempo. No transmiten enfermedades.

Moho negro y verde. Si lo respiras continuamente puede provocar asma, también onicomicosis, una infección por hongos que afecta la piel y las uñas.

Piojos. En casos extremos, un piojo puede transmitir fiebre tiufs. Estos parásitos suelen durar con vida hasta cuatro semanas en tu colchón.

Gases venenosos. Pueden ser causa de un compuesto químico volátil del colchón, y puede causar migrañas y trastornos neurológicos.

Hongos. En casos muy extremos, un colchón demasiado sucio puede tener asperguillusfumigatus, este hongo puede invadir cualquier órgano vital del cuerpo.

Hormmigas. Una picadura puede causar ronchas y dolor intenso.

Bacteria del E.coli,. Además de causar problemas intestinales, puede atacar el cerebro y los riñones.

Parásitos. El riesgo de tener estos microorganismos en tu colchón aumenta si dejas que tus perros o gatos lo usen.

Tal fue el caso de un hombre de 35 años cuando al estar trabajando en el patio de su casa, vio pasar un camión vendiendo colchones usados muy baratos, por lo que decidió comprar uno para sus hijas. Bien dicen que “Lo barato sale caro”.

Todo iba muy bien hasta la tercera noche en la que sus hijas se quejaban de molestias en la cabeza y espalda, horas después se les subió la temperatura. El hombre no se esperó más y al verlas que no podía hacer nada por bajársela, decidió llevarlas de urgencia al hospital. La más grande de 7 años lograron estabilizarla, pero no ocurrió lo mismo con la pequeña de 3 años que penosamente falleció.

Al conocer la causa de la elevada temperatura, los reportes señalaban que se debía a una enfermedad llamada Rickettsia, causada por microorganismo que habitan en pulgas, piojos, garrapatas y parásitos, se trasmiten a los humanos a través de las picaduras de estos insectos y pueden ser trasmitidos por perros y gatos.

Sin embargo, ellos no tenían animales en casa, por lo que se dieron a la tarea de revisar toda su casa para ver de donde procedían. Al destender la cama donde dormían las pequeñas el padre notó una tela negra cubría el colchón, la rompió y encontró otra tela blanca que cubría un colchón viejo repleto de cientos de insectos.

Imagenes

Comentarios

Publicidad