¿Por qué sería una catástrofe que desaparecieran las abejas?

Cultura

Por: Redacción

23 de Noviembre de 2017 a las 12:52

por-que-seria-una-catastrofe-que-desaparecieran-las-abejas

Las abejas juegan un papel importantísimo en el ecosistema, ya que los insectos polinizadores, de entre los cuales la abeja es el más eficaz, son cruciales para la reproducción de muchos vegetales y para mantener la biodiversidad.

En los últimos años se ha producido un preocupante descenso del número de estos insectos, con una mortandad masiva que inquieta a la comunidad científica y a los apicultores.

La progresiva desaparición de las abejas se debe a varios factores. En primer lugar, una de las causas son algunos parásitos, como la varroa, un ácaro que enferma a las abejas y que puede destruir colmenas enteras. Aunque existe tratamiento para la enfermedad que provoca, este requiere continuidad y genera dependencia.

Otro factor que está causando estragos en la población de estos insectos es la aparición de especies invasoras que les atacan o compiten en el mismo hábitat. Un ejemplo de ello es la avispa asiática, que se ha extendido por el país y provoca la muerte de innumerables insectos de otras especies debido a su mayor tamaño y agresividad.

Otro problema, no menos importante, es el abuso de pesticidas y herbicidas en las producciones agrícolas. A esto se suma la contaminación ambiental y el aumento de temperaturas provocado por el calentamiento global, que acaban por dar la puntilla a las abejas, unos insectos fundamentales para el planeta.

Según la Fundación Amigos de las Abejas, un tercio de los cultivos que consumimos dependen del trabajo de los insectos polinizadores, sin contar la producción de alimentos destinados al ganado. Como se indicaba arriba, la abeja es el insecto polinizador estrella, debido a su número, la extensión de terreno que cubre cada colmena y la eficacia con la que realiza su labor.

Es difícil cuantificar los efectos de su desaparición, pero sí está claro que estos serían muy graves: se alteraría la extensión que ocupan numerosas especies vegetales, algunas de las cuales podrían desaparecer, se reduciría drásticamente la biodiversidad de la flora con la consiguiente alteración de todo el ecosistema, y las producciones agrícolas tendrían que hacer frente a grandes pérdidas económicas por la reducción en la producción, algo que sin duda afectaría a todo el mercado alimentario y transformaría nuestros hábitos de consumo de manera radical.

En resumen, la conservación de las abejas es fundamental para mantener el equilibrio del ecosistema y para garantizar la producción de alimentos.

Imagenes

Comentarios

Publicidad