Sagarpa de Peña Nieto beneficio más a Bachoco, Bimbo y Maseca que a campesinos

Nacional

Por: Redacción

7 de Febrero de 2019 a las 14:30

sagarpa-de-pena-nieto-beneficio-mas-a-bachoco-bimbo-y-maseca-que-a-campesinos

A raíz de la apertura a la competencia global generada por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte [hoy T-MEC], el Gobierno federal dio subsidios a los productores del campo a través de programas de la Secretaría de Agricultura, como Procampo, sustituido hoy por Producción para el Bienestar.

Sin embargo, Fundar Centro de Análisis de Investigación destaca en su proyecto “Subsidios al campo” –basado en cifras oficiales– que estos apoyos beneficiaron más a grandes productores y castigó a campesinos de medianas o pequeñas superficies, a pesar de ser mayoría en el sector y necesitar de más recursos.

Mientras los pequeños productores del campo mexicano pelearon por apoyos de 30 mil pesos o menos, el Gobierno del expresidente Peña Nieto otorgó miles de millones de pesos a empresas, dejando en la marginalidad al campo y a miles de campesinos en todo el país.

La organización Fundar Centro de Análisis de Investigación, destaca en el estudio “Subsidios al campo”, basado en cifras oficiales del sexenio pasado, que los apoyos beneficiaron más a grandes productores y castigó a campesinos de medianas o pequeñas superficies, a pesar de ser mayoría en el sector y necesitar de más recursos.

Al revisar los padrones y nombres de productores o socios publicados por la Sagarpa en datos abiertos, se otorgaron más ayudas con dinero público a empresas trasnacionales como Bimbo, Maseca (Gruma) y Bachoco.

Un país agricultor

En el país hay 9.3 millones de terrenos rurales, el 96.9 por ciento del total de la superficie nacional, de los cuales el 69 por ciento reporta a la agricultura como actividad principal y el 11 por ciento a la ganadería.

De los 6.4 millones de superficie agrícola, el 51.9 por ciento la trabajan pequeños productores (tienen de 0 a 2 hectáreas), de acuerdo con la Actualización del Marco Censal Agropecuario 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tlaxcala (76 por ciento), Oaxaca (62 por ciento), Chiapas y Guerrero (56 por ciento) son las entidades con mayor actividad agrícola y Tabasco (63 por ciento), Sonora (57 por ciento), y Veracruz (54 por ciento) se dedican principalmente a la ganadería.

En un nivel más desglosado, Fundar expuso que a pesar de las condiciones precarias para producir y la falta de apoyos económicos gubernamentales, la pequeña agricultura representa el 39 por ciento de la producción agropecuaria nacional. El 73.4 por ciento de los productores de maíz amarillo son de hasta 5 hectáreas, el 70.5 por ciento de maíz blanco y el 60.6 por ciento de frijol. Son datos de 2007 porque el Inegi no pudo actualizar el Censo Agrícola Ganadero en 2017 por falta de presupuesto.

No obstante, Fundar, basado en datos de la entonces Sagarpa del sexenio pasado (ahora Sader), determinó que las entidades más beneficiadas con los subsidios gubernamentales para el campo se caracterizaron por tener un mayor número de productores con predios grandes, que utilizan tracción mecánicas, disponen de riego y comercializan su producción, mientras que “castiga” a los productores menos capitalizados, pobres, temporaleros y minifundistas.

Del padrón del programa Procampo, entre 2006 y 2012, el 20 por ciento que eran grandes productores concentraban cerca del 60 por ciento de los recursos, y el restante 80 por ciento solo les tocaba el 40 por ciento.

Empresas acaparadoras

El investigador de Fundar, Manuel Cervera Villanueva, explicó que el padrón de beneficiarios de programas de apoyo de la Secretaría de Agricultura solo muestra el nombre de los productores que se postularon, no el de empresas.

“Difícilmente encontrarás el nombre de una trasnacional en el padrón de Procampo, pero sí el nombre de un productor que la empresa pidió registrarse”, dijo. “Se han detectado ex servidores públicos de la Sagarpa en el padrón”.

Adelita San Vicente, de la campaña “Sin Maíz no hay País”, aseguró que a través de programas “obscuros” como la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca) de la entonces Sagarpa se otorgaban subsidios a las denominadas “10 hermanas del campo”, por lo que pidió que en el nuevo Programa Nacional de Desarrollo se anteponga el derecho a la alimentación sobre el negocio.

“Desde hace años hemos observado estos grandes subsidios que se les dan a las grandes empresas trasnacionales y nacionales, entre ellas las que se les ha llamado las 10 hermanas del campo: Bimbo, Maseca, Grupo Sigma, Bachoco, Su Karne, Herdez, Lala, Alpura, Grupo Modelo y Femsa. En 2010 se calculaba que el 40 por ciento de los subsidios los acaparaban estas empresas que han interpuesto un modelo agroalimentario en el país”, aseguró.

A partir del Programa de Incentivos a la Comercialización operado por la Aserca de Sagarpa, de acuerdo con los datos del padrón de beneficiarios de 2013, la Comercializadora Industrial AOAS recibió 198 millones 300 mil pesos de subsidio; Gruma-Maseca (Archer Daniels Midland) recibió 138 millones 311 mil pesos; Bachoco recibió 100 millones de pesos; Bimbo (La Moderna) recibió 72 millones de pesos, mientras que al campesino se le regatean mil pesos de Proagro o se le ponen miles de obstáculos para tener acceso a proyectos de 30 mil pesos.

Imagenes

Comentarios

Publicidad