Somos el país que más agua embotellada consume del mundo

Sabías Qué

Por: Redacción

3 de Noviembre de 2018 a las 11:46

somos-el-pais-que-mas-agua-embotellada-consume-del-mundo

Entre el 71 y el 98% de la población de México consume agua embotellada. A pesar de que esto supone un sobrecoste para las familias de más de 50 pesos al mes, se consolida y crece el uso del agua embotellada en el país. La desconfianza por la calidad del agua del grifo, la escasa transparencia en la información sobre el mantenimiento y las mejoras en las redes de suministro y los intereses creados por las grandes empresas embotelladoras provocan que el país esté claramente condicionado por el agua embotellada.

El 71% de la población prefiere consumir agua embotellada, a pesar de que suponga un costo de un 39% más elevado que si se optara por el agua del grifo. Otras fuentes, como un estudio de Kantar Worldpanel elevan el porcentaje de familias que consumen agua embotellada hasta el 98%. Se escoja una u otra cifra, la realidad es que el consumo de agua embotellada es muy elevado, incrementando los costos y los residuos.

Las familias que beben agua del grifo en México tienen un gasto mensual de 126 pesos, mientras que los núcleos familiares que recurren al agua embotellada pagan mensualmente unos 175 pesos.

México dispone de una red hidrográfica total de 633.000 kilómetros, con unos 50 ríos cuyas cuencas ocupan el 65% del territorio. Según un informe de la Comisión Nacional del Agua, el 60% de estos cursos fluviales está contaminado.

La causa a esta preferencia por el consumo de agua embotellada se debe principalmente a la desconfianza de la ciudadanía sobre la calidad del agua que sale por los grifos. Este pensamiento se asentó a partir de dos hechos: un brote de cólera en la década de los 90, con más de 300 afectados por el consumo de agua de río, según publicó El País, y el terremoto de intensidad 8,1 grados en la escala Richter, que en 1985 afectó a gran parte del país.

Desconfianza que, por supuesto, ha sido aprovechada y reforzada por distintas empresas, quienes han hecho un negocio sumamente lucrativo con el agua embotellada en nuestro país.

De hecho, tres empresas controlan más del 60% del mercado del agua embotellada en México: Coca-Cola, Danone y Pepsico. Paralelamente, un estudio de la agencia de investigación Kantar WorldPanel, calculó que 98% de los hogares en México compran agua embotellada y, en promedio cada hogar consume mil 385 litros de agua embotellada en un año.

Por otra parte, el Artículo 115 constitucional Fracción III, el cual establece que todos los municipios del país tienen a su cargo proveer de servicios públicos como: alumbrado, drenaje, limpia, panteones y, por supuesto, agua potable.

Si lo pensamos bien, hace 40 años no existía consumo de agua embotellada como la que existe hoy en día.

Según una investigación de Arturo Solís, el boom de esta industria comenzó en 1991, cuando hubo una epidemia de cólera en el país; como medida de protección, el gobierno hizo una campaña en donde recomendaba, entre otras cosas, hervir el agua para evitar los brotes de la enfermedad.

El artículo de Solís señala que la tasa de mortalidad ese año por cólera fue de 0.04% por cada 100 mil habitantes, estamos hablando de un total de 34 defunciones. Sin embargo, el autor sostiene que esa campaña caló hondo en el imaginario de la población y cambió los hábitos de consumo de las personas, lo que fue aprovechado por distintas empresas quienes empezaron a introducir en el mercado garrafones de vidrio, posteriormente de plástico; hoy en día hay agua embotellada de todos los tamaños, precios y presentaciones y representa un negocio valuado en 66 mil millones de pesos al año.

Ante la incapacidad de las autoridades por comunicar que el agua que suministran es consumible e invertir en mejorar su infraestructura, el mercado del agua embotellada sigue creciendo exponencialmente en nuestro país. Inmoral o no, da lo mismo, el hecho es que mercado aprovecha y lucra con esa desconfianza en los servicios públicos y los consumidores demandan cada vez más sus productos.

Así que si quieres dejar de comprar agua embotellada tienes varias opciones: compra un filtro de carbón activado o dale mantenimiento a tus tinacos y tuberías y consúmela directamente del grifo.

Imagenes

Comentarios

Publicidad