UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE ZACATECAS VENDIÓ POR KILO DOCUMENTOS HISTÓRICOS A RECICLADORA

Nacional

Por: Redacción

15 de Marzo de 2019 a las 13:32

universidad-autonoma-de-zacatecas-vendio-por-kilo-documentos-historicos-a-recicladora

Los acervos biblio y hemerográficos de una universidad no sólo son herramientas académicas: son parte del patrimonio histórico y cultural del país. A través de los periódicos podemos ver hacia el pasado y saber, con cierta precisión, cuáles eran los intereses, fobias y filias de la sociedad letrada de una época determinada.

Los conflictos políticos e ideológicos, los debates artísticos, las noticias que eran de interés están ahí y nos permiten compararnos con esa sociedad que fuimos. Muchas bibliotecas y hemerotecas se han valido de herramientas tecnológicas no sólo para actualizar su acervo, sino para hacerlo más accesible para los usuarios: los esfuerzos para preservar los ejemplares físicos pasan forzosamente por la digitalización de los mismos.

Nada de esto pareció importarle a la Coordinación de Bibliotecas de la UAZ, cuyo director, fue el responsable de la venta de cientos de ejemplares a una planta recicladora de papel.

Al estilo del libro Fahrenheit 451, en donde una sociedad estadounidense del futuro prohíbe los libros e incluso los queman, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) vendió por kilo tesis, periódicos antiguos y publicaciones históricas del siglo XIX.

La institución educativa también vendió a una recicladora de papel investigaciones de egresados de diversas generaciones, así como valiosos ejemplares del periódico El Correo de Ultramar, editado en París durante 1842 y 1886, que el Ministerio de Cultura del Gobierno de España hizo un esfuerzo para recopilarlo, conservarlo y ahora digitalizarlo.

Entre otros archivos que hizo trizas la recicladora de papel, se encuentra también El Hijo del Ahuizote, creado en 1885 por los hermanos Flores Magón, semanario que criticó al gobierno de Porfirio Díaz y que ayuda a entender el proceso político que dio origen a la Revolución Mexicana.

La UAZ no hizo duplicados electrónicos del acervo, y tampoco hay indicios de que haya enviado parte del material a la hemeroteca estatal de Zacatecas.

Fuentes locales informaron que esos documentos históricos estuvieron arrumbados por años en pésimas condiciones en bodegas de la Preparatoria 1 de la UAZ, en el centro histórico de la capital del estado. Fue apenas hace unas semanas que comenzó a sacarse ese material:

“La colección ha estado resguardada desde 1968 y solamente se avisó a algunos conocidos que estaban sacando los materiales en camionetas. La directora Mirna Garza no tuvo nada que ver en el asunto, simplemente dio el permiso de sacar el material por petición del coordinador de Bibliotecas. Personal del STUAZ fue el que hizo el trabajo de llevarlos a la recicladora, en camionetas de la Universidad”.

El rector de la UAZ ya reconoció el error y prometió que no volvería a ocurrir una situación semejante, aseguró que se capacitará al personal de bibliotecas y que se contará con espacios y condiciones viables y seguras para el resto del acervo histórico de la universidad estatal.

Sin embargo, el responsable directo del Archivo Histórico de la UAZ, Luis Román Gutiérrez, tuvo una respuesta… un tanto diferente:

“Yo no puedo dar una opinión de un hecho que a mí no me consta. Ustedes [el personal de La Jornada de Zacatecas] son los que están diciendo y afirmando que encontraron, que se tiró y que se vendió: ese es su punto de vista, su opinión y lo que están demostrando. Yo tengo la versión del coordinador de Bibliotecas”.

Imagenes

Comentarios

Publicidad