10 DE OCTUBRE DIA MUNDIAL SALUD MENTAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Sabías Qué

Por: Redacción

10 de Octubre de 2020 a las 12:30

10-de-octubre-dia-mundial-salud-mental-en-tiempos-de-pandemia

El Día Mundial de la Salud Mental de este año (10 de octubre)  se celebra en un momento en que nuestras vidas cotidianas se han visto considerablemente alteradas como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Los últimos meses han traído muchos retos:

Para el personal de salud, que presta sus servicios en circunstancias difíciles, y acude al trabajo con el temor de llevarse la COVID-19 a casa; para los estudiantes, que han tenido que adaptarse a las clases a distancia, con escaso contacto con profesores y compañeros, y llenos de ansiedad sobre su futuro; para los trabajadores, cuyos medios de vida se ven amenazados; para el ingente número de personas atrapadas en la pobreza o en entornos humanitarios frágiles con muy poca protección contra la COVID-19; y para las personas con afecciones de salud mental, muchas de las cuales están todavía más aisladas socialmente que antes. Por no hablar de la gestión del dolor de perder a un ser querido, a veces sin haber podido despedirse.

Las consecuencias económicas de la pandemia ya se dejan sentir por doquier, puesto que las empresas despiden a personal en un intento de salvar el negocio, o se ven obligadas a cerrar por completo.

Según la experiencia adquirida en emergencias pasadas, se espera que las necesidades de apoyo psicosocial y en materia de salud mental aumentarán considerablemente en los próximos meses y años. Invertir en los programas de salud mental en el ámbito nacional e internacional, infrafinanciados desde hace años, es ahora más importante que nunca.

Por ello, la campaña del Día Mundial de la Salud Mental de este año se ha propuesto conseguir el incremento de las inversiones a favor de la salud mental.

¿Sientes un gran nerviosismo?, ¿Cansancio?, ¿Estrés?, ¿Fatiga?, ¿Sientes que el trabajo te agobia y esto no te sucedía antes?, ¿Tienes la sensación de estar atrapado en una rutina interminable y no ves una luz al final del túnel?, podrías estar encaminándote hacia el agotamiento emocional.

El término "agotamiento emocional" fue usado por primera vez por el psicólogo germano-estadounidense Herbert Freudenberger en un estudio publicado en 1974.

Freudenberger describió un "estado de agotamiento mental y físico" causado por la vida profesional de un individuo.

El psicólogo señaló que ese estado tenía diferentes fases, incluyendo una etapa de "querer probar nuestro valor en forma compulsiva".

Actualmente se considera al agotamiento emocional como un "estado de estrés excesivo y prolongado". Y ese estado hace "que nos sintamos incapaces de enfrentar los desafíos de la vida".

Los factores estresantes pueden provenir de muchas áreas de nuestra vida, no solo del trabajo.

El agotamiento emocional es comparado con una batería de celular descargada, cuando sientes agotamiento o fatiga absoluta es como si se hubiera vaciado tu tanque de reserva.

Las preocupaciones financieras, los problemas de pareja, o las situaciones estresantes como perder el trabajo, mudarse de casa o prepararse para un examen, son algunos ejemplos de las causas del agotamiento emocional.

¿Cómo podemos entonces protegernos del agotamiento emocional y evitar sentirnos agobiados?

Aprende a escucharte con compasión: Detente, reflexiona y realmente intenta conectar con lo que estás sintiendo unos 20 minutos cada día. Y no seas tan duro y crítico contigo mismo.

Enfócate en las cosas que sí están funcionando bien: Si tu vida personal está bien pero el trabajo es problemático, extrae todos los sentimientos de bienestar posibles de lo que sí va bien. Lo que funciona puede ayudarte a recargar las baterías.

Ponte al día con amigos que te hacen sentir bien: Las relaciones fuertes son importantes para generar resiliencia.

Haz ejercicio regularmente.

Haz cosas que disfrutas y haz de esto una prioridad. aún si se trata simplemente de ver tu comedia favorita.

Escucha tus canciones preferidas: La música afecta nuestro sistema nervioso parasimpático, lo que nos ayuda a relajarnos.

Duerme suficientes horas: La Asociación Estadounidense del Sueño constató que los adultos que duermen menos de ocho horas cada noche reportan niveles más altos de estrés que aquellos que duermen ocho horas. La falta de sueño afecta nuestro humor y nuestra habilidad de lidiar con los desafíos.

Transforma gradualmente estos consejos en hábitos diarios. Haz que sean parte de tu día.

Imagenes

Comentarios

Publicidad