21 DE SEPTIEMBRE DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ: COVID-19, EL ENEMIGO EN COMÚN

Sabías Qué

Por: Redacción

21 de Septiembre de 2020 a las 19:30

21-de-septiembre-dia-internacional-de-la-paz-covid-19-el-enemigo-en-comun

Hoy, 21 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Paz 2020. Una fecha muy especial, que tiene su origen en el año 1981, cuando la Asamblea General de la ONU decidió establecer una jornada para sensibilizar al mundo ante la violencia y las guerras. El objetivo no es otro que reforzar la cultura de la paz, y para ello es indispensable crear políticas que favorezcan el desarrollo tanto social como económico de los pueblos.

En estos momentos son muchísimos los retos pendientes: luchar contra el hambre, la pobreza, el cambio climático, la igualdad de género, la justicia social, el acceso a agua y saneamiento… Acciones que contribuyen a la construcción de sociedades justas y tolerantes, y a frenar la violencia.

El origen de esta jornada se remonta al año 1981. Fue entonces cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió fijar el Día Internacional de la Paz el tercer martes del mes de septiembre para fortalecer los ideales de paz y aliviar las tensiones que surgen entre los diferentes pueblos en los conflictos.

En 2001 la Asamblea General de la ONU estableció el 21 de septiembre como el Día Internacional de la Paz. Una jornada para reivindicar el cese de los conflictos y la violencia en todo el mundo a través de iniciativas de educación y campañas de sensibilización en torno a la paz.

El lema del Día Internacional de la Paz 2020 es «Forjando la paz juntos». Este año la jornada cobra mayor importancia ya que la Organización de las Naciones Unidas cumple 75 años.

A principios del mes de enero la ONU anunció que este 2020 su hoja de ruta se basaba en dos pilares principales: escuchar y aprender. Para ello, creó la plataforma UN75; un punto de encuentro donde millones de personas exponen sus opiniones y deban acerca de cómo construir un futuro pacífico para todos los países del mundo.

En marzo, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió a todos los países en guerra que hicieran un alto el fuego y se centraran en luchar contra el coronavirus. Se trata de la crisis sanitaria más grave del siglo XIX, de manera que el lema «Forjando la paz juntos» refleja la importancia de trabajar en equipo y cooperar para acabar con el Covid-19.

Este planeta vive hoy una de las peores crisis humanitarias de su historia reciente. Paralelo a la emergencia sanitaria por la COVID-19, se calcula que el 1% de la población mundial se encuentra desplazada por la violencia, según el informe anual de ACNUR.

A la par con la pandemia, en el mundo se observa también el deterioro de las relaciones entre las potencias nucleares, el recrudecimiento de los conflictos armados y los desafíos del cambio climático aún por conseguir.

Está siendo un año especialmente difícil para la diplomacia en el mundo. A la crisis económica derivada del coronavirus se suma al hecho de que “las relaciones entre los estados poseedores de armas nucleares se están deteriorando”, según afirma la ONU en un comunicado.

“Nos enfrentamos a un enemigo común: un virus mortífero que está causando un sufrimiento enorme, destruyendo medios de vida e intensificando las tensiones internacionales”.

Imagenes

Comentarios

Publicidad