8 DE SEPTIEMBRE DÍA INTERNACIONAL DE LA ALFABETIZACIÓN: LA EDUCACIÓN, DERECHO UNIVERSAL

Sabías Qué

Por: Redacción

8 de Septiembre de 2020 a las 14:30

8-de-septiembre-dia-internacional-de-la-alfabetizacion-la-educacion-derecho-universal

Fue en 1965 que la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), decretó el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización con el objetivo generar interés y promover un apoyo amplio de la comunidad internacional hacia ésta actividad central para el desarrollo de las naciones.

Se considera a la alfabetización como un derecho humano fundamental y la base para mejorar el bienestar y los medios de subsistencia. Requiere de medidas y esfuerzos permanentes, focalizados y sólidos desarrollados constantes. Una dinámica que con la llegada del coronavirus se vio alterada de raíz.

El Día Internacional de la Alfabetización 2020 se centrará en la enseñanza y el aprendizaje de la alfabetización en la crisis de COVID-19 y más allá, con un enfoque en el papel de los educadores y las pedagogías cambiantes.

Con el trasfondo de 773 millones de adultos y jóvenes, distribuidos en todo el mundo, que carecen de competencias básicas de lectoescritura, este año la UNESCO celebra el Día de la Alfabetización con una conferencia internacional virtual sobre la enseñanza y el aprendizaje de la alfabetización en el marco de la crisis de la Covid-19 que reunirá a expertos y educadores para rediseñar la enseñanza y el aprendizaje de la alfabetización para jóvenes y adultos, de acuerdo con la iniciativa Los Futuros de la Educación de la UNESCO.

El punto culminante del evento es una ceremonia de entrega de premios para aquellos gobiernos, fundaciones, ONG y miembros del sector privado que han desempeñado una función destacada en la promoción de la alfabetización mundial.

El tema de la celebración de este año es “La enseñanza de la alfabetización y el aprendizaje durante la crisis de la COVID-19 y más allá”.

Cabe recordar que durante la 40 reunión de la Conferencia General de la UNESCO en París, los estados miembros aprobaron una nueva estrategia de la UNESCO para la alfabetización de jóvenes y adultos (2020-2025).

La UNESCO expone en su sitio oficial el gran impacto negativo que ha significado la pandemia, en términos claros y formulando preguntas que se transforman en un desafío global sin precedentes para las comunidades de las naciones:

"La reciente crisis del Covid-19 ha sido un claro recordatorio de la brecha existente entre el discurso político y la realidad: una brecha que ya existía en la era anterior al Covid-19 y que está afectando negativamente el aprendizaje de jóvenes y adultos que tienen poca o ninguna alfabetización, habilidades y, por lo tanto, tienden a enfrentar múltiples desventajas".

El país con el menor porcentaje de alfabetización con apenas un 22% es Chad, en el centro del Viejo Continente, le sigue Níger, que limita con Chad al este, con un 31% y en tercer término aparece Afganistán, ya en el continente asiático, con solo un 32% de ciudadanos alfabetizados.

Durante la pandemia, dijo la UNESCO, "en muchos países, los programas de alfabetización de adultos estaban ausentes en los planes de respuesta de educación inicial, por lo que la mayoría de los programas de alfabetización de adultos que existían se suspendieron y solo unos pocos cursos continuaron virtualmente, a través de la televisión y la radio, o al aire libre".

Los países con menor porcentaje de alfabetización son los que conforman el continente africano, a excepción de algunas naciones de la región sur que cuentan con niveles altos de aprendizaje. Alarma saber que una gran cantidad del territorio no cuenta con ningún tipo de registro y que se estima que un 70% de su población no sabe ni leer ni escribir.

Gracias a que la mayoría de los gobiernos de los países en vías de desarrollo, con ayuda de iniciativas privadas, han lanzado programas educativos delineados por la UNESCO, para contrarrestar el problema tanto en niños como en adultos, los progresos en el campo de la erradicación del analfabetismo son tangibles pero claramente insuficientes. En este sentido el nivel de alfabetización de la población adulta en el mundo creció un 4% entre los años 2000 y 2015, alcanzando el 86%.

Cada ocho personas en el planeta carece de competencias básicas de lectura y escritura, por lo que no satisfacen las exigencias laborales. Además, dos tercios de la población analfabeta son mujeres y hay cerca de 70 millones de niños que asisten a la escuela de forma irregular, que abandonan sus estudios por diversos motivos, el principal socioeconómico y se quedan privados de la necesaria escolarización.

En México, el rezago educativo pasó del 21.9 por ciento a 16.9 por ciento entre 2008 y 2018. Es decir, 21.1 millones de personas se encontraban en esa situación en 2018.

Además, disminuyó en todos los grupos de población, principalmente en la población de 65 años o más, que pasó de 68.5 por ciento en 2008 a 54.5 por ciento en 2018.

En el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el CONEVAL recomienda explorar otros mecanismos de apoyo a la inclusión educativa (educación gratuita, becas de manutención de amplia cobertura) destinados a jóvenes de bajos ingresos en educación media y superior.

En los jóvenes, de 2010 a 2018, el porcentaje de la población de 15 años o más que no sabe leer ni escribir disminuyó de 7.4 por ciento a 5.7 por ciento.

Imagenes

Comentarios

Publicidad