A veces es mejor el silencio

Sin Razón Aparente

Por: Mariano Espinosa Rafful

27 de Diciembre de 2019 a las 00:00

a-veces-es-mejor-el-silencio

Mariano ESPINOSA RAFFUL

Siempre hay otros

Cada vez sospecho más que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones.

Julio Cortázar

A casi nada de terminar un año de escándalo para algunas mentes perversas, que vaya existen; no son imaginarias, en el saludable penúltimo recuento de lo que nos dejan los últimos doce meses transitados, en el conocimiento del ser humano, mutante, esquizofrénico, colérico, y otras tantas veces en esa euforia que se apaga con el transcurrir de los incumplimientos.

Y a tan sólo cuatro días del amanecer del 2020, se leen de nuevo las contradicciones entre la secretaria de Hacienda y el presidente López Obrador, que siempre tendrá otros datos.

Aumentará la gasolina en el primer minuto del año venidero, pareciera manda, eso no cambia porque son los legisladores federales quienes votaron por la miscelánea fiscal, ellos aprobaron los incrementos a los bienes y servicios que pagaremos todos los ciudadanos cautivos con Lolita.

Los refrescos y los cigarros acompañan esas alzas en impuestos, porque de otra manera no alcanzaría para cubrir el reparto de dinero vía la secretaria de bienestar, no para salir de pobres, sino parta comer a lo mejor con tortilla y frijoles.

Vaya frase lapidaria aquella de enseñarlos a pescar, no darles el pescado; pero no, la cuarta transformación apapacha el voto elector, lo cubre con su manto protector para que les alcance al menos al 2021, y puedan agenciarse todas las gubernaturas posibles en disputa en el país.

López Obrador abandonará MORENA, ya no le sirve, y hacia su interior le están causando problemas que no desea resolver, suficientes con las demandas por la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, la liquidación de adeudos en el de Texcoco, el posible arranque de las obras del tren maya y los retrasos más que obvios en los tiempos de Dos Bocas.

Vivimos en un México donde la queja irrumpe cada mañana, las preguntas están maquilladas cada conferencia, se habla de lo que marca agenda, y se cierra cada día un nuevo capítulo del país inconforme, nunca seductor.

La oposición como el título de éste artículo, quizá a la expectativa, sin prisa, sin argumentos por ahora, aunque la lista es muy larga de lo que se dijo y no se ha hecho, menos se intenta revertir.

Regresa el avión presidencial porque no se vendió en los Estados Unidos, a lo mejor en una subasta en los pinos sale a remate, y algún magnate dadivoso lo adquiera, o lo use el presidente con el pretexto que sale más económico que venderlo como chatarra.

Los que están en contra del nuevo gobierno son ubicados del otro lado de la acera, los críticos y hasta comediantes severamente agredidos en las redes sociales, ojalá no pase de ahí, y llegue a las agresiones físicas.

Somos el país de los enormes contrastes, muy ricos en recursos naturales, pero en los productos terminados pagamos un alto precio.

Se sigue fugando el talento, las inteligencias nos abandonan por la falta de planeación hasta en el CONACYT, que por cierto no sabemos si aún existe.

En este penúltimo recuento no podemos pasar por alto los buenos deseos para apaciguar a los violentos, no les gustó el mensaje de abrazos no balazos, y es el año que más asesinatos dolosos hemos contabilizado desde el inicio de una guerra sin fin con la administración del calladito de Felipe Calderón, quien ahora nos enteramos no sabía nada de lo que realizaba su secretario de seguridad pública.

Viene un año par, de más dolores de cabeza por la inflación, los cobros de casi todo lo posible, y nosotros mientras tanto esperando llegar al sexto piso, para ocupar los descuentos y alguno que otro programa social por si acaso.

EN PRIMERA LÍNEA

Veremos hasta donde es verdad que los datos del presidente son los válidos, y una vez más habrá nuevo inquilino en palacio nacional, ahí despacha el secretario de hacienda.

Incrementos o aumentos es lo mismo en las gasolinas a partir del 1 de enero próximo, adecuaciones a las fórmulas que pocos entienden, pero que sirven para recaudar más dinero.

Imagenes

Comentarios

Publicidad