ENCUENTRAN UN EXTRAÑO PEZ CON DIENTES DE HUMANO EN LA COSTA ESTE DE ESTADOS UNIDOS

Sabías Qué

Por: Redacción

24 de Noviembre de 2021 a las 19:51

encuentran-un-extrano-pez-con-dientes-de-humano-en-la-costa-este-de-estados-unidos

Un hallazgo insólito se registró la semana pasada en Jannette’s Pier. Entre las aguas, un grupo de pescadores en el estado de Carolina del Norte extrajo un pez con dientes de humano. Conocido como ‘pez convicto’, por el patrón de rayas negras y blancas que recubre su cuerpo, no es un extraño para los mares sureños de Estados Unidos. Por el contrario, es una especie que se usa como alimento en la zona, por sus altísimos aportes nutricionales.

L a razón detrás de que este pez tenga dientes de humano se sustenta en su historia natural. De manera evolutiva, la especie desarrolló esta dentadura para poder masticar su dieta omnívora. En un día normal, pueden comer desde algas marinas hasta animales conchudos. Según la cobertura de Scientific American, además, la manera en la que están dispuestos se adecúa a sus necesidades biológicas:

“Un pez convicto adulto completamente desarrollado tendrá incisivos bien definidos sentados en la parte delantera de la mandíbula, molares colocados en tres filas en la mandíbula superior y dos filas en la mandíbula inferior. También tiene […] en la parte posterior de la mandíbula, que son particularmente importantes para aplastar las conchas de sus presas”.

Es común encontrar alArchosargus probatocephalus a lo largo de la costa atlántica, desde Nueva York hasta Brasil. Dada su abundancia en el ecosistema, Brooklyn nombró a una de sus bahías en su honor: Sheepshead Bay. En total, pueden medir hasta 90 centímetros, y crecen más conforme se alimentan de ostras, crustáceos y almejas.

Con todo lo anterior, resulta natural que tenga tres hileras de molares poderosos. Todos ellos están recubiertos de un esmalte especial, que les permite masticar las conchas de sus presas con facilidad. A pesar de ello, el pez con dientes de humano no representa una amenaza para los seres humanos. A lo mucho, si se infectó con algún plancton nocivo en el mar, podría ocasionar ictiosarcotoxismo: una intoxicación que genera pesadillas en las noches.

Sin embargo, David Catania, gerente de colecciones de ictiología de la Academia de Ciencias de California, asegura que estos casos son raros. “No dudaría en nadar en aguas habitadas por estos peces”, señaló el experto. “No representan una amenaza para los humanos a menos que se les moleste”. Más allá de una mordedura defensiva fuerte, es poco probable tener daños colaterales al interactuar con el pez con dientes de humano.

Imagenes

Comentarios

Publicidad