¡HARTA DE LAS VULGARIDADES! JOVEN REDUCE EL TAMAÑO DE SUS SENOS PARA EVITAR ACOSO EN LAS CALLES

Sabías Qué

Por: Redacción

2 de Junio de 2021 a las 12:50

harta-de-las-vulgaridades-joven-reduce-el-tamano-de-sus-senos-para-evitar-acoso-en-las-calles

Si eres mujer, seguro en algún momento te habrá sucedido… Vas caminando por la calle y de pronto alguien te silba o te hace algún comentario incómodo sobre tu cuerpo o la forma en la que vistes. Es increíble cómo este tipo de situaciones pueden crear inseguridades o traumas en las mujeres.

Esto es lo que le pasó a Lilli Maki, una joven de 18 años de edad que se volvió viral en redes sociales, luego de que le pidió a sus padres que la ayudaran a pagar una cirugía para reducir el tamaño de su busto, pues constantemente era acosada por hombres en la vía pública.

Cuando Lilli salía a la calle, tenía que cubrirse, ya que recibía comentarios incómodos y obscenos de hombres mayores, de hasta 50 años de edad, a quienes no les interesaba que esta chica fuera una adolescente en aquel entonces.

“Tener grandes senos me convirtió en un gran objetivo para la atención no deseada de los hombres mayores en particular. Intentaban ser amables diciéndome: ‘Eres tan madura para tu edad'”, dijo Lilli según cita The Sun.
Narró que en ocasiones, cuando tenía calor y quería usar poca ropa, se sentía cohibida y perseguida por aquellos hombres que se la pasaban mirándole los senos.

Ella, oriunda de Washington, en Estados Unidos, en ocasiones tenía calor y quería usar poca ropa, pero se sentía muy cohibida y perseguida por aquellos hombres atrevidos que no le miraban el rostro. Fue entonces cuando esta adolescente le pidió a sus padres que la ayudaran a reducir sus senos. Estaba dispuesta a someterse a una cirugía con tal de estar tranquila.

Fue entonces cuando sus padres, al comprender lo que sufría, le dieron alrededor de 10 mil dólares para que pudiera reducir sus senos de 28EE a 28B.

Alrededor de 6 kilogramos de grasa le extrajeron los cirujanos a Lilli, quien se sintió como una persona nueva sin dolor de hombros. Pero, lo mejor para ella, fue que se acabaron los comentarios de los hombres. Ahora su cuerpo y mente descansan, puede salir a la calle con cualquier ropa y sentirse tranquila.

Muchos creerán que 6 kilogramos es poco, pero cuando se cargan todo el día sí es un problema. Sobre todo para las actividades diarias, cuando se tiene que estar de pie mucho tiempo.

Es una mujer joven y quería hacer muchas cosas sin que sus senos fueran un problema. Correr o brincar debió ser un reto antes de su operación, pero ya no debe preocuparse nunca más.

Imagenes

Comentarios

Publicidad