MARDI GRAS, PRIMER CRUCERO CON UNA MONTAÑA RUSA

Sabías Qué

Por: Redacción

14 de Agosto de 2021 a las 15:30

mardi-gras-primer-crucero-con-una-montana-rusa

Una aventura en altamar puede convertirse en una experiencia inolvidable en el aire, ya que surgió el primer crucero con una montaña rusa integrada, se trata del Mardi Gras.

La montaña llamada Bolt está diseñada para dar vueltas en un perímetro de 240 metros, a bordo de carros inspirados en motocicletas, por lo que que cada pasajero podrá controlar la velocidad y el ritmo del viaje, logrando dar vueltas de hasta 360 grados.

El Mardi Gras es parte de la compañía de cruceros Carnival Cruise Line, que ofrece servicios por el mar Caribe. El barco tiene una capacidad de hasta seis mil pasajeros.

Pero la atracción de la montaña rusa no está incluida en el precio por viaje; se paga un costo extra para poder subirse a esta.

Las otras atracciones que incluye el crucero son: las noches de karaoke, el servicio de bar de lujo, albercas al aire libre, spa, espectáculos, retiros de relajación, y descanso, toboganes y cabinas de lujo de diseño moderno con balcones privados.

El crucero cuenta con varias rutas por el caribe, destaca una de nueve días que parte desde Puerto Cañaveral, en Orlando Florida, hasta la isla de Roatán en Honduras. Hace paradas en Nassau, en Bahamas; San Juan de Puerto Rico; Mahogany Baym en República Dominicana; y en Cozumel.

Los huéspedes pueden disfrutar de una gran cantidad de experiencias de entretenimiento en las 19 cubiertas del barco y de las seis zonas distintivas con variedad de bares y restaurantes de primer nivel.

Para los que deciden bajar del barco y explorar la isla, Roatán ofrece variedad de experiencias inolvidables como: playas de arena blanca y aguas cristalinas, posee impresionantes sitios de buceo para admirar el arrecife coralino con una infinidad de especies marinas, incluyendo en cierta temporada al tiburón ballena. Además, se puede disfrutar de su exquisita gastronomía a base de mariscos y coco.

Y qué decir de los deportes acuáticos como el snorkel, donde se puede apreciar todo un acuario natural, parasailing, flyboard, kayaking y también de actividades como el canopy dedicado para los más valientes, además de un encuentro con delfines, una experiencia única en el Caribe.

Para aquellos cruceristas que se quedan dentro de las instalaciones de Mahogany Bay, gozan de la oportunidad de montarse en una de las sillas del único teleférico del país que les traslada de la plaza comercial hacia una playa privada conocida como Mahogany Beach.

Allí pueden alquilar diversos equipos acuáticos como kayaks, paddle boats, bicicleta de mar, hamacas acuáticas y otros equipos que se utilizan en un canal de manglar con agua calma y clara. Además de deleitarse en una magnífica playa, a unos cuantos pies, pueden explorar un coral formidable, teniendo snorkeling como una de las actividades más solicitadas por los visitantes.

Para los isleños acostumbrados a atender a los cruceristas con una sonrisa cálida, es muy importante este movimiento que producen los cruceros ya que pueden ofrecer sus productos o servicios lo que genera un bienestar económico a la isla ya que se estima que cada crucerista gasta alrededor de 100 dólares en suvenires, transporte, actividades recreativas, bares y restaurantes.

Imagenes

Comentarios

Publicidad