Perspectivas 281122

Carmen

Por: Mariano Espinosa Rafful

28 de Noviembre de 2022 a las 16:00

perspectivas-281122

Mariano ESPINOSA RAFFUL


Cada semana al inicio, que de acuerdo al calendario son los domingos, solemos hacer una especie de planeación sobre todo en la escritura de los temas, esos que alborotan las planas de las redes sociales, ya no tanto en el discurso, porque la comunicación se da más con imágenes, esas que retratan la realidad.

La atención de acuerdo a las circunstancias de cada persona, que hace conexión con las publicaciones, donde la crítica es una constante, olvidando que nada sucede por casualidad, y que en los gobiernos, en sus tres niveles, existe un Plan de Desarrollo, previa consulta con la ciudadanía, o evaluación de lo que se nota que hace falta.

Ciudad del Carmen, esa gran Isla convertida en un polo de desarrollo por la industria petrolera, puede sufrir grandes cambios en los próximos veinte años, en los insalvables acomodos de un elemento no renovable como el denominado oro negro.

Es la preparación de las calles y avenidas, el sentido de la importancia de la pertenencia a ese espacio de tierra donde habitan más de doscientos mil habitantes, y hasta quizá unos treinta mil que de manera consecuente, usan los servicios públicos y básicos, una demanda sentida de una población enorme.

La regulación de cierto tipo de comercios es necesaria, para no desarrollarse en la anarquía en pleno siglo XXI, porque las oportunidades las demanda esa actividad económica, hasta cierto punto silencioso, que antecede al éxito.

Son los informes la manera de rendir cuentas, pero una forma natural de constatar lo que se hace es la fotografía, la imagen de esa obra, de esa calle o avenida, donde los domos en las escuelas públicas son hoy una constante agradable, vinculante con las actividades recreativas, cívicas y deportivas de los menores, estudiantes que disfrutan las bondades de la presente administración municipal.

Pablo Gutiérrez Lazarus como alcalde de Carmen, en su primera incursión se dio a esa tarea, compleja por los recursos propios que se utilizan, y la demanda es mucha, todos quisieran un domo en sus escuelas, ahora le brinda continuidad a un programa que se observa como una necesidad ante las inclemencias del sol, que vaya que pega fuerte sobre todo en los meses de abril y mayo; en plena primavera.

Conocer que no se dejan de construir estos domos es una noticia que sobresale, además de las otras constantes, en el rostro y la imagen urbana que poco a poco va cambiando, con los puestos ambulantes, coloridos, limpios, en espacios donde no estorban a los que caminan.

No solo es de voluntad y esfuerzo lo que acompaña a una administración, sino el buen uso de los recursos, que entran por concepto del impuesto predial, que es devuelto al ayuntamiento para sus obras, en beneficio de la ciudadanía.

Son tiempos de austeridad y no es discurso, los ingresos por concepto de exportaciones petroleras han bajado, y eso le ha pegado a la entidad como tal, las participaciones son menores, y además la fórmula de habitantes y territorio nos ha perjudicado en la repartición anual que se hace vía Cámara de Diputados con el presupuesto de egresos vía la federación.

Carmen sigue siendo un ejemplo de trabajo dentro de la dinámica que un día no puede pasar desapercibido, lo notamos, lo vemos con las cuadrillas de servicios básicos y públicos, en la limpieza de las coladeras, donde no debemos tirar basura a las calles, porque va en contra de las corrientes naturales de aguas residuales en lluvias.

Los ejemplos saltan a la vista de lo que hoy se realiza con más juegos en espacios para la convivencia familiar, esa que es necesaria, en lo saludable del aire fresco, la mínima contaminación en la Isla, y ese empuje de quienes aportan para una economía, que si bien no es la de los inicios de los años ochenta, si se nota una recuperación gradual en el pequeño y mediano comercio.

Tiempos navideños están por llegar, medirnos en las compras de acuerdo a lo que ocupamos, enero es una incógnita y tenemos la obligación de ser cuidadosos con los escasos recursos que ingresan en las familias. Ánimo.

Imagenes

Comentarios

Publicidad