POR QUÉ DEBEMOS EVITAR CONSUMIR LAS TORTILLAS QUE COMPRAMOS EN EL SUPERMERCADO

Sabías Qué

Por: Redacción

22 de Septiembre de 2020 a las 12:45

por-que-debemos-evitar-consumir-las-tortillas-que-compramos-en-el-supermercado

La tortilla es un insumo principal y protagonista de numerosos guisados mexicanos; la consumimos en quesadillas, tacos, enchiladas, totopos, chilaquiles, tostadas y hasta como cubierto o acompañamiento de algún guisado. Pero de algún tiempo hasta la fecha, ha entrado al mercado el uso del maíz genéticamente modificado, que nos ha quitado el gusto de considerar a este alimento, como uno de los más sanos.

Empresas de maíz genéticamente modificado como Gruma/Maseca, tomaron gran fuerza, por lo tanto, la tortilla y sus derivados sufrieron severos cambios. Estas grandes compañías ofrecían un “mejor maíz”, una avanzada tecnología, facilidades y hasta oportunidades de trabajo. Lo que no sabíamos es que estábamos firmando un pacto con el diablo.

¿Pero esto qué tiene que ver con las tortillas del súper? Pues actualmente el 70% de las tortillas que se producen en México son elaboradas con “harina de maíz” Maseca (marca principal de Gruma) la cual está presente no sólo en supermercados, sino en las tortillerías de cualquier esquina.

Según un reporte de la Asociación de Consumidores Orgánicos, en tres de cada ocho muestras de harina de maíz modificada Maseca.”La Asociación de Consumidores Orgánicos (ACO) anunció que muestras de harina de maíz blanco y amarillo de la marca Maseca dieron positivo en residuos de glifosato y su metabolito principal, AMPA. El glifosato es el ingrediente activo en el herbicida de Monsanto, el Roundup.” Esto resulta en un maíz de baja calidad y nocivo para la salud. Básicamente, un maíz lleno de transgénicos.

El problema es que en el último año, Monsanto ha sido protagonista de escándalos relacionados con el uso de pesticidas y elementos genéticamente modificados en sus plantaciones de maíz en México y el mundo, dando como resultado un producto de menor calidad, falto de proteínas y vitaminas y nocivo para la salud: un maíz lleno de transgénicos, que llegan a tu cuerpo y progresivamente lo dañan.

La gran mayoría de las tortillas del supermercado están hechas con este tipo de harinas. Pero esto no se trata de una sola empresa, se trata de muchas empresas de harina de maíz que usan aditivos, colorantes, saborizantes y un sinnúmero de químicos para lograr que las tortillas “duren más”.

La harina de maíz no es maíz. El mejor esfuerzo que podemos hacer para cuidar nuestra salud es comprar tortillas nixtamalizadas en un molino que no utilice maíces que fueron genéticamente modificados.

Imagenes

Comentarios

Publicidad