Sin imaginar qué le deparará el futuro

En la opinión de

Por: Mariano Espinosa Rafful

1 de Octubre de 2019 a las 00:00

sin-imaginar-que-le-deparara-el-futuro

Mariano ESPINOSA RAFFUL

Siempre hay otros


Me costará mucho seguir mi vida, pero no voy a dejar de intentarlo.

Itziar Prats

Llegamos al décimo mes del año, donde el otoño se manifiesta majestuoso, en los contrastes naturales de sus tiempos, en el balance sin pesares de las inoperancias a la vista, recuento sin pausa de los últimos meses vividos a plenitud, sin alimentar más odios que los que se apean, ahí donde habitan en el suelo las inconformidades.

Cambios sin modificaciones sustanciales, vaguedades sin razonamientos claros, donde le damos una vuelta más a la hoja de las incoherencias que leemos, en las benditas redes sociales que exhiben a los “comunicadores” improvisados tal cual son.

Porque vaya que hay de todo en el desfile sin fin de quejas y lamentos, apedreando la casa del vecino, manifestando ilusión óptica en los duelos de los otros, hasta donde alcanza a sobresalir esa luz de la coherencia, del paso inexorable de los años, que enseñan sin pago de cuota lo que realmente es la vida, un paso al frente.

No estamos ni puestos frente a un pelotón de fusilamiento, ni mucho menos en esa búsqueda frenética de la inmaculada felicidad, ni en las malas compañías de irregularidades, simplemente midiendo los protocolos, las menciones, y las malditas formas que dejaron a más de uno huérfano de lo que hoy intentan sobrellevar.

Todos perdemos en algún momento de la vida cosas, objetos, familia, vamos abandonándonos cuando caemos en la cuenta que también partiremos, todo forma parte del proceso de la vida desde la concepción, y ahora defendemos el aborto, en verdad somos increíbles los seres humanos que habitamos este planeta.

Los contrastes de una Isla donde se afirma tiempo atrás eran inhabitables, pero ahora es inevitable mencionarla, desde sus borrachas palmeras que vence el intenso sol, ese que no dobla aún a la mentira, que aleja la confianza de la gente inteligente, casi sabia que deambula en soledad y se retrata en el simplismo de un espejo manchado.

Considero a cielo abierto que nos queda menos por vivir de lo que hasta ahora hemos vivido, y llega a colmarnos la paciencia la ansiedad, sobre todo cuando filosofamos por las carreteras en el Estado de México en lunes último de septiembre, ahí donde dejamos de alimentar la probable vanidad, y nos cargamos de energía compartiendo experiencias, hasta narrativas no extraordinarias de ese tránsito nada perverso en los días muy tristes de mi existencia.

Se nos va la vida no en un sorbo de un café delicioso en su aroma, en el saludable intercambio de ideas sueltas con un paisano al que le damos puntual asistencia, por su terquedad en la transparencia, por su amor a lo que siempre ha comprometido profesionalmente, pero sobre todo a esa suma que invita en la confianza al paso siguiente.

Hemos sido desde el primer día muy claros en los conceptos sin tensiones, quizá en algún momento divaguemos, sin embargo nos logramos ubicar en el alterno horizonte al que nos referimos con especial frecuencia, lo que es reto y confianza, lealtad y presente, pero además trayecto sin conflicto en el reflejo en solitario de quien aspira a elegir entre los discursantes.

Pensamos en la velocidad mientras avanzábamos, con lluvia y neblina la memoria actualiza y rememora, rescata imágenes e imagina otras más de aquello que marca un antes y un después, y es que veinticinco años no se van a borrar jamás de su universo, ese que construyó a fuerza de aprendizajes en la lectura, la cultura y el esfuerzo como nosotros, en solitario, desde el hogar donde nos enseñaron de todo, menos a flaquear.

Quizá en una palabra estás, pero más en mis pensamientos todos, de retos sin descanso, sin aficiones efímeras, con las separaciones de casi todo lo risible, en carcajada, como solo tú lo hacías, por los años vividos, por los momentos disfrutados en la inquietud de arrebatarnos el último instante, pero guardando las formas siempre en cada despedida, así imagino partir.

EN PRIMERA LÍNEA

Una prueba importante será la continuidad en el trabajo de resultados para algunas alcaldías en Campeche, reto para quien fue elegida en el Congreso del Estado.

Renovaciones en los comités municipales de los partidos que contenderán en 2021, para respaldar confianza, pero sobre todo para mostrar músculo. Más lo que se acumule.

Imagenes

Comentarios

Publicidad