SISMO: EL DÍA DE PANDEMIA EN EL QUE A MUCHOS SE LES OLVIDÓ EL CUBREBOCAS

EnLARed

Por: Redacción

23 de Junio de 2020 a las 13:35

sismo-el-dia-de-pandemia-en-el-que-a-muchos-se-les-olvido-el-cubrebocas

Si algo le faltaba al año 2020 era un sismo y este sucedió el martes con epicentro en Oaxaca, en la localidad de la Crucecita, de una magnitud preliminar de 7,5 grados en la escala de Richter, calculó el Servicio Sismológico Nacional.

El sismo de hoy en diferentes puntos del país con epicentro en Oaxaca, provocó que la gente olvidara por un momento las medidas de sana distancia y el uso de cubrebocas para prevenir contagiar o contraer el coronavirus.

El sismo de magnitud 7.5 que se sintió en la Ciudad de México, hizo que la mayoría de los capitalinos olvidaran las medidas de sana distancia y el uso de cubrebocas, la prioridad: "salvar su vida”.

El temblor, el miedo y la prisa por salir de sus hogares al escuchar la alerta sísmica, provocó que los ciudadanos salieran tal cual estaban vestidos, en chanclas, algunos, otros en pijama; sin olvidar a sus perros o gatos.

Sin embargo, el "Quédate en Casa" que recomienda el doctor Hugo López-Gatell esta mañana no fue posible, pues minutos antes de que se sintiera el temblor, la alerta sísmica sonó en las colonias y barrios de la Ciudad de México.

"Salte, papá, salte ya sin el tapabocas", "que no se te olvide el perrito", "vámonos para el camellón", se escuchaba en una de esas colonias.

Tras el sonido, miles de capitalinos salieron de sus casas, en familia, con sus niños, abuelitos, perros, con ropa casual, pijama o hasta en toalla... Pero sin el cubrebocas, el accesorio de la pandemia.

La prisa hizo que muchos lo olvidaran, algunos otros regresaron por él y hubo quien sí salió con gel antibacterial y hasta rosarios o imágenes religiosas.

Afuera de los hospitales, en donde los familiares con pacientes por coronavirus ya sufren, el temblor les sumó otro miedo, pero los agarró con cubrebocas, el que hasta hoy y por un momento, ya es parte de la vestimenta de todos.

Mientras se resguardaban del sismo, el riesgo de contagio de COVID no pasó por su cabeza, porque muchos de los vecinos se encontraban pegados, un cuerpo a centímetros del otro, observando cómo se movían los cables, postes y los edificios.

"Lo primero que hice fue salir corriendo, no pensé en el cubrebocas, la verdad. La prioridad era salvar mi vida; mientras bajaba las escaleras pensé en los sismos de 2017 y la tragedia que ocurrió aquel día, por eso no pensé en el riesgo que aún existe de contagiarme de coronavirus”, narró un vecino. 

Los reportes de varias colonias en distintas alcaldías indicaban la falta de luz, servicio de telefonía e internet.

Imagenes

Comentarios

Publicidad