TOMÁS ZERÓN HUYÓ DE MÉXICO; EMITEN FICHA ROJA DE INTERPOL, SEÑALA FGR

Nacional

Por: Redacción

30 de Junio de 2020 a las 16:30

tomas-zeron-huyo-de-mexico-emiten-ficha-roja-de-interpol-senala-fgr

Este 30 de junio, el nombre de Tomás Zerón de Lucio se colocó en tendencia en redes. El anuncio de la FGR (Fiscalía General de la República) sobre el fin de la “verdad histórica” construida alrededor del caso Ayotzinapa nos recordó de manera indirecta la trayectoria del exfuncionario.

Casos como el ataque del narco en Cananea, Sonora, en 2007 y el de Paulette Gebara Farah nos remiten al historial de Tomás Zerón —tocado por lo mal que salió la investigación de los casos ya mencionados.

El fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, informó que solicitó ayer al Poder Judicial 46 órdenes de aprehensión en contra de servidores públicos de diversos municipios del estado de Guerrero por delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada en relación al caso de los 43 normalistas de desaparecidos de Ayotzinapa.

"Es necesario dejar muy claro que estos delitos no habían sido ni investigados, ni judicializados, en las diligencias que en su momento realizó la Procuraduría General de la República", dijo.

En un mensaje a medios, Gertz Manero señaló que dichas órdenes solicitadas se unen a las ya obtenidas el pasado 10 de marzo, en contra de funcionarios de la entonces Procuraduría General de la República, entre ellos, el ex director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, quien, dijo, huyó del país, y que ya cuenta con orden de aprehensión y con ficha roja de Interpol, para su localización a nivel internacional.

Dijo que el día de ayer, se obtuvo la aprehensión de José Ángel "N", alías "El Mochomo", quien fue un participante de gran notoriedad en este caso.

Gertz Manero aseguró que a la nueva Fiscalía General de la República, a través de la fiscal Especial en materia de Derechos Humanos, maestra Sara Irene Herrerías, así como del fiscal Especial para el caso Ayotzinapa, maestro Omar Gómez Trejo, iniciaron nuevas investigaciones por diversos delitos que no habían sido tramitados, y que no tienen obstáculo procesal para poderlos judicializar; ya que son, fundamentalmente, la desaparición forzada de las víctimas y delincuencia organizada, así como el verdadero paradero de las personas desaparecidas.

Lo anterior, dijo, "han permitido establecer la cronología de lo sucedido, así como la participación de quienes cometieron esos delitos; e inclusive, se han enviado ya restos para su identificación a la Universidad de Innsbruck, que fueron encontrados durante esta nueva administración y nueva investigación; sobre los cuales se esperan resultados de inmediato".

Por lo que sentenció: "Se acabó la verdad histórica…".

En 2013 el licenciado en Administración Industrial del IPN llegó a la PGR como jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) —nombrado por el propio Jesús Murillo Karam.

Más tarde con Areli Gómez al frente de la Procuraduría, Tomás Zerón presentó su renuncia en 2016. El entonces funcionario  de EPN pasó a las filas del área de Seguridad como secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional.

Además de estos cargos, Tomás Zerón se desempeñó como coordinador del Control Policial de la Policía Federal Preventiva (PFP) durante el sexenio de Felipe Calderón —y bajo las órdenes de Genaro García Luna.

Sin embargo, en 2007 fue destituido por el ataque de un comando armado en contra de la Policía Municipal de Cananea.

Luego, Tomás Zerón logró acomodarse como coordinador de Investigación y Análisis de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México —durante el gobierno de EPN.

Sucedió en mayo de 2007, Durante el gobierno de Felipe Calderón se registró el ataque de un grupo armado —identificado como Los Zetas— en Cananea, Sonora.

De acuerdo con los reportes, alrededor de 10 o 15 camionetas del narco se desplazaron a Cananea en un operativo que tenía como objetivo atacar a la policía del municipio. Esta caravana estaba integrada por sicarios que portaban los uniformes de la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional) y la AFI (Agencia Federal de Investigación).

Al llegar a Cananea, este grupo arrasó con la policía municipal —dejando como saldo la muerte de 22 personas. ¿Qué tiene que ver Tomás Zerón en este caso?

El periodista Ricardo Raphael relató —en la columna de El Universal ¿Qué tienen en común Cananea, Paulette y Ayotzinapa?— que el desplazamiento de esta caravana fue registrado por las cámaras de seguridad de las casetas. Es decir, las autoridades contaban con los elementos para prevenir este atentado.

Sin embargo, se dejó operar libremente a los sicarios de los Zetas. Tras este hecho, fueron destituidos cinco altos mandos de la PFP, entre ellos Tomás Zerón.

El operativo del narco en Cananea no manchó la carrera de Tomás Zerón. Durante la gubernatura de EPN, el exfuncionario de Felipe Calderón logró un lugar en la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJ). Aquí se topó con el caso de la niña Paulette Gebara Farah.

Tomás Zerón participó en la investigación de Paulette Gebara Farah —reportada como desaparecida el 22 de marzo de 2010— desde el área de inteligencia de la PGJ.

Alberto Baz Baz y Alfredo Castillo —en ese entonces procurador y subprocurador respectivamente— llevaron la investigación del caso con un montón de irregularidades.

Se supone que Tomás Zerón estaba al servicio de los funcionarios para echar a andar  todos los recursos de inteligencia y dar con el paradero de la niña.

De manera extraordinaria y ante la incredulidad de los ciudadanos, el cuerpo de Paulette fue hallado debajo de su cama. Y la Procuraduría concluyó que la menor falleció por asfixia mecánica por obstrucción de las cavidades nasales y compresión tórax-abdominal —tras haber caído de su cama.

En el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Tomás Zerón ha sido señalado de manera directa por sembrar evidencia en el Río San Juan, durante las diligencias para conocer el paradero de los normalistas.

Además, Zerón está involucrado en casos de tortura y un montón de irregularidades —que se usaron para construir la verdad histórica sobre Ayotzinapa.

Sobre el caso, la PGR concluyó que los 43 estudiantes habían sido asesinados y sus cuerpos fueron incinerados en un basurero de Cocula, Guerrero.

Sin embargo, la investigación realizada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes  (GIEI) señaló que las autoridades buscaban dar carpetazo al caso, en vez de averiguar el paradero y destino de los normalistas —quienes fueron atacados por un grupo armado la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre en Guerrero.

Imagenes

Comentarios

Publicidad